Choque entre estudiantes y policías en Chile termina con detenidos y heridos

El Transantiago también sigue enardediendo a la gente

 

SANTIAGO DE CHILE – Un total de 455 detenidos, un centenar de policías lesionados y daños a bienes públicos y privados causaron los desmanes estudiantiles del jueves, en el marco de protestas por el «Día del joven combatiente» y contra un plan de transporte público.

Al oscurecer las protestas se trasladaron a barriadas pobres de la periferia, con barricadas incendiadas, cortes de tránsito y choques entre encapuchados y la policía, que frustró un intento de saqueo a un supermercado en el que un agente policial fue baleado en una pierna.

En varios sectores se sentían disparos mientras la policía repelía a los manifestantes con carros lanza aguas y gases lacrimógenos.

A los desórdenes matinales sucedieron el cierre del comercio y el anticipado regreso a casa de miles de trabajadores que vieron incrementados sus problemas con la desaparición casi total del transporte público.

Decenas de autobuses del transporte público fueron retirados por una huelga de conductores y muchos más por temor a ataques de los manifestantes.

El subsecretario del Interior, Felipe Harboe, dijo que hubo 455 detenidos, de los cuales 120 serán pasados a la justicia acusados de desórdenes graves y daños a la propiedad.

Las primeras manifestaciones las protagonizaron varios centenares de escolares, la mayoría encapuchados, que arrojaron piedras a la policía y autobuses del transporte público, e interrumpieron el tránsito en la principal avenida de la ciudad.

La policía usó gran cantidad de gases lacrimógenos y carros lanza aguas para dispersar a los manifestantes, pero estos se reagrupaban rápidamente. Luego de algunas horas, se unieron a los disturbios grupos de pandillas.

Decenas de vehículos con sus vidrios rotos, incluido el de una jueza que investiga un bullado caso de corrupción, Ana Gloria Chevesic, figuran en una larga lista de daños, a la que se suman ventanales del Hospital del Trabajador, en las que el peor susto lo pasaron enfermos de una unidad de cuidados intensivos, que vieron llover los vidrios. Las imágenes fueron difundidas por el canal estatal de televisión.

La jefatura policial dispuso más de cuatro mil efectivos en las calles para contener los desmanes.

La protesta del jueves conmemoraba el «Día del joven combatiente», que recuerda el asesinato de dos muchachos izquierdistas asesinados hace 22 años por cuatro policías que, precisamente el jueves, fueron acusados por homicidio calificado por el juez Carlos Gajardo.

Según la investigación judicial, los jóvenes fueron asesinados por su militancia izquierdista, en el marco de una protesta contra la dictadura del general Augusto Pinochet.

La manifestación fue convocada por organizaciones populares desconocidas y por escasos militantes del desaparecido Frente Patriótico Manuel Rodríguez, que combatió por las armas a la dictadura.

Aunque la fecha se recuerda hace 15 años, esta vez cobró más fuerza porque también hubo un llamado a protestar contra un impopular plan de transporte público, que rebajó de 8.000 a 4.890 los autobuses de la ciudad para transportar a los seis millones de santiaguinos, apoyados sólo por el tren subterráneo o Metro.

El sistema, implantado hace 49 días con el nombre de Transantiago, le ocasionó la peor crisis vivida por la presidenta socialista Michelle Bachelet, que perdió seis puntos de popularidad en tres semanas y fue obligada a cambiar a su gabinete ministerial.

Las protestas se repitieron en ciudades del interior.

Fuente: AP

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s