Libertadores: América y Santos empataron 0-0 en el Azteca

El «América B» no pudo contra Santos y viceversa

CIUDAD DE MÉXICO — El Santos de Brasil puso un nudo defensivo y logró un empate sin goles ante el América mexicano en la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de fútbol disputada el miércoles en el estadio Azteca de la capital mexicana.

Una defensa indescifrable para un América que mandó a sus titulares al final aunque sólo pudo hacer evidente que fue mejor en este partido aunque les faltó el gol que les diera ventaja para vuelta que se jugará la próxima semana.

Un encuentro cerrado, apretado en el centro, con defensas reforzadas y pocos delanteros en los dos equipos, decididos a no dejarse hacer goles y a tratar de conseguir uno para tener la ventaja para el juego de vuelta.

Los técnicos amontonaron jugadores en el centro para estorbar al rival y buscar controlar; el Santos presionaba la salida y confiaba en el contragolpe y el América quería la pelota para buscar un pase largo y sorpresivo.

El resultado fue partido pobre en emociones con oportunidades que se contaron con una mano en el primer tiempo, sólo un par del Santos de Brasil y una del América.

La mayor ocasión de gol que tuvo el Santos en el primer tiempo fue por error del defensa Ignacio Torres, que perdió la pelota y la encontró Domingos, quien hizo una pared y un disparo que no llegó a la meta porque Rodrigo Íñigo se tiró a su paso en el minuto 32.

La mejor ocasión del América llegó en el 38 en una escapada de Cuevas por el lado izquierdo que le permitió enviar un servicio a Juan Carlos Mosqueda, que no pudo pegarle bien y dejó el balón al alcance del portero Fabio Costa.

Para el final del primer tiempo, el América parecía haber tener las cosas de su lado, aunque tal vez se debía a su compromiso de atacar y buscar el resultado, lo que le llevó a arriesgar un poco más en el complemento.

Cambiaron poco las cosas en el complemento con un América en poder de la pelota pero no halló caminos para llegar a la meta rival y un Santos que se tomaba con calma las cosas y que tuvo destellos ofensivos.

Tena, el técnico mexicano, tomó la iniciativa para intentar cambiarle la cara al partido y para la última media hora mandó a Blanco y a Cabañas, el líder goleador de la Libertadores, y modificó su esquema para intentar el gol que les diera la ventaja.

El equipo mexicano cambió de cara, fue más ofensivo y tuvo más espacios, marcados por Blanco, pero el Santos se aplicó en su esquema defensivo y soportó hasta el final.

Fuente: EFE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s