PACHUCA NUEVO CAMPEÓN DE MÉXICO

Se vivió un final verdaderamente extraordinario

 

PACHUCA — Pachuca se convirtió por quinta vez en monarca del fútbol mexicano al empatar 1-1 (3-2 global) esta noche ante América, que se vio afectado con una pena máxima que no marcó el silbante Marco Antonio Rodríguez, que pudo mandar el juego a tiempos extras.

Juan Carlos Cacho marcó a siete minutos del final su tercer gol de la final del Torneo Clausura 2007 para ser el verdugo del cuadro americanista en esta final, al anotar todos los tantos de su escuadra, mientras Cuauhtémoc Blanco anotó por Águilas a los 69 minutos, para empatar el global de forma momentánea.

Es la cuarta final consecutiva que ganan los pupilos de Enrique Meza bajo su tutela en el año reciente, al proclamarse monarca en el Torneo Clausura 2007, luego de vencer a sus oponentes en el Clausura 2006, la Copa Sudamericana y la Copa de Campeones de la Concacaf.

Cuando América jugaba mejor, ganaba por la mínima diferencia con un golazo de Cuauhtémoc Blanco y tenía dominado a un Pachuca nervioso y hasta espantado, llegó la anotación de Juan Carlos Cacho que dio el empate en el partido de vuelta a un tanto pero, más importante, para tomar ventaja en el marcador global.

Sin embargo, el título se vio empañado porque el silbante Marco Antonio Rodríguez perdonó al Pachuca una pena máxima por falta de Fausto Pinto al paraguayo Salvador Cabañas dentro del área en el minuto 85.

Mucha lucha en medio campo y pocos arribos a las áreas se dieron en los minutos iniciales del encuentro, donde América intentó tomar el control de las acciones con presión en todo el campo en busca de una rápida recuperación del esférico para evitar que «Tuzos» lo hiciera ver mal con su dinámica y velocidad.

Ninguno de los cuadros logró poner en predicamentos a los guardametas, aunque la afición local presionó al americanista Guillermo Ochoa cuando tomó el primer balón, en busca de poner nervioso al joven tras la falla en el duelo de ida que puso en ventaja a los hidalguenses.

Poca participación tuvo en el primer lapso el colombiano Andrés Chitiva, quien fue nulificado por una escalonada defensa de Aguilas, que limitó los avances del equipo anfitrión.

Ante la marca cerrada de ambos cuadros faltó también ingenio y movilidad para generar huecos en teritorio rival. Por momentos los ataques también fueron muy centralizados y poco se buscó generar peligro con arribos por las bandas.

Con el ingreso del paraguayo Nelson Cuevas para el complemento, pues los visitantes necesitaban mínimo un gol para empatar el marcador global, los pupilos de Luis Fernando Tena empezaron a encerrar en campo propio a los anfitriones, quienes además regalaron muchos balones para facilitar el juego a su rival.

Cuauhtémoc Blanco abrió el marcador y puso a vibrar a sus aficionados con un golazo de tiro libre a los 69 minutos, al ejecutar un tiro libre con gran efecto, que ingresó en el ángulo superior izquierdo para el 1-0 y emparejar el global a dos tantos.

Ya con la ventaja en el juego, América se tiró atrás, mientras Pachuca por fin fue al frente, como su afición esperaba desde un principio. Entonces fue el argentino Damián Alvarez quien puso el fútbol por los anfitriones y el pase para el gol del empate en este juego y la ventaja que les dio el título.

Corría el minuto 83 cuando la «Chilindrina» puso un servicio en diagonal para Juan Carlos Cacho, quien apareció a las espaldas de Oscar Rojas para vencer a Guillermo Ochoa para el 1-1 (3-2 global).

Pero América no quería perder el campeonato y a los 85 vino una clara falla del silbante, pues Fausto Pinto trabó en el área al «guaraní» Salvador Cabañas antes de que fusilara a Calero, que al final incidió en el marcador, aunque en el juego de ida se vio beneficiado con una falta similar que dio dramatismo a este juego.

Tras esta acción, Pachuca tuvo tres aproximaciones para ganar el juego, sólo que ni Luis Angel Landín ni el propio Damián Alvarez pudieron concretaralas, aunque con el empate se prolongó a ocho visitas americanistas al estadio Hidalgo sin conseguir un triunfo.

El arbitraje fue realizado por Marco Antonio Rodríguez Moreno, cuya labor fue empañada por un error al perdonar una pena máxima a los locales que pudo mandar el juego a tiempos extras. Fue auxiliado en las bandas por Héctor Delgadillo y Marvin Torrentera.

Amonestó a Fausto Pinto (25), por Pachuca. Del América mostró amarilla al chileno Ricardo Rojas (5) y a Germán Villa (47).

Fuente: Notimex

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s