Por su parte, River Plate cayó sorpresivamente ante San Martín de San Juan

 

Errante y en las sombras, así River transita las primeras fechas del torneo Apertura de fútbol, al sumar hoy su primera caida, ante San Martín de San Juan 1-0 y tras tres presentaciones aún no conoce el sabor dulce de un triunfo.

 

Sebastián Brusco, a los 31 minutos, a través de un tiro libre al ángulo, sepultó las expectativas del conjunto de Daniel Passarella de alcanzar la primera victoria en el certamen.

San Martín sorprendió de entrada, y no había pasado el primer minuto de juego que Juan Ojeda tuvo que esmerarse para sacar un cabezazo de Luis Tonelotto y tras el corner fue otro golpe de cabeza de Brusco el que pasó cerca del travesaño.

El partido fue entretenido, aunque eso no quiere decir que haya sido bien jugado. Los dos dejaron al rival tomar el medio campo cuando cada uno perdía su oportunidad de llegada.

Asimismo, River tras el susto inicial fue tomando un leve dominio territorial, con algunos encuentros por derecha entre Ortega, Rosales más la proyección de Ferrari.

Dos veces llegó Belluschi, una quedó en manos de Monasterio y otra acarició un palo.

Sobre el final, una jugada confusa con una mano de Radamel Falcao derivó en que Federico Beligoy cobrara penal a instancias del juez de línea.

Tonelotto disparó fuerte al medio y desvió Ojeda, con lo cual River ganaba en tranquilidad ante la inminencia del segundo tiempo.

En el complemento San Martín buscó ahogar a River en la salida y los visitantes carecieron de variantes para quebrar la línea del medio, al no encontrar éxito en la gestión de Ortega como enlace.

Pasado el primer cuarto, Passarella buscó más actividad del medio hacia arriba con el ingreso de Augusto Fernández y del debutante Alexis Sánchez.

Fue efímero lo de Augusto Fernández en su gestión por derecha y River, con poco juego apuntó al pelotazo al arco, desde muy lejos y escasa puntería y aquellos que hacían centro murieron en las manos de César Monasterio, seguro todo el partido.

Anunció Herrera a los 27 minutos con un tiro bajo que dio en el palo y cuatro después Nico Sánchez cometió infracción al mismo delantero.

El tiro frontal quedó en los pies de Brusco, que subvirtiendo su costumbre de ponerle toda potencia, esta vez mixturó con la puntería y clavó la pelota en el ángulo izquierdo de Ojeda.

River potenció su desesperación y otra vez a los pelotazos frontales desde cualquier distancia.

Tras el gol, y ante la ineficacia de Ortega buscó más llegada con otro debutante, Rolando Zárate, pero en el poco tiempo que estuvo en cancha la pelota nunca le llegó limpia.

Fuente: ESPN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s