Andrés Guardado jugó en empate de Valladolid y Deportivo la Coruña

 

Real Valladolid y Deportivo empataron un partido en el que el futbol de elite volvía a Zorrilla con un equipo anfitrión aguerrido, sólido e ilusionante durante toda la primera mitad, pero ante un Deportivo que rentabilizó sus ocasiones en la reanudación para llevarse un punto inmerecido (2-2).


El último campeón de Segunda empezó acometiendo y dominando. El Valladolid parecía no haberse quitado ese “traje” ganador de la pasada campaña e inicialmente todo invitaba al optimismo, al menos en esta fase, en la que los locales demostraron que continúan siendo un equipo “de autor” y que también en primera siguen al pie de la letra el catecismo de su técnico, José Luis Mendilibar.

El Valladolid rebuscó en su espíritu colectivo para plantarse en el campo como un grupo aplicado y solidario ya desde el primer minuto. Esto casi siempre es así, y las fisuras, que también las hubo, se encubrieron con una presión incansable, la gran baza del ascenso.

El Deportivo, por su parte, está en plena tarea de reconstrucción y eso se notó hoy en Zorrilla. Los gallegos parecen estar opositando a sobrevivir en la mitad de la tabla porque muy poco, casi nada, queda de aquel memorable ‘Súper Depor’. Con jugadores muy jóvenes y algunos fuera de sitio, los de Lotina, bajo su habitual 4-2-3-1, sólo trataron de protegerse desde el primer minuto.

Con los medios centros atascados y torpes, el Deportivo apenas tuvo fluidez ni recursos en ataque. Así, los locales pudieron marcar por medio de Joseba Llorente (min. 20) poco antes de que Sesma protagonizara la mejor acción del partido con un Valladolid volcado, agarrado a la viveza de Kome y a la fuerza de Borja Fernández.

No hubo noticias ofensivas del Deportivo durante toda la primera mitad. El monólogo del Real Valladolid en esta fase no produjo mayores daños al rival porque la inspiración goleadora y un gran goleador como Llorente estuvieron más alejados de lo acostumbrado.

Aunque el futbol muchas veces no sabe de justicia, y este domingo parecía uno de esos días, José Antocio García Calvo plasmó en el marcador la superioridad de los suyos en el primer periodo con un remate de cabeza corajudo (en plancha) que certificó esa mejor disposición de los locales. Era el minuto 45, uno de esos instantes psicológicos.

Todo cambió en la reanudación. Y es que ambos equipos siguieron otro guión ya desde la primera jugada. El Deportivo quiso el balón y los de Lotina ofrecieron una cara mucho más audaz. Así, el uruguayo Taborda tardó muy poco en plasmar el nuevo estado del partido en el resultado parcial, ya que en el minuto 53 equilibró la balanza con un gol de cabeza en una indecisión de la zaga local (1-1).

Con el partido muy abierto, Sisi, que no había tenido su mejor tarde, deshizo las tablas, tras un espléndido recorte dentro del área y un gol que elevó la fiesta a las gradas (min. 72). Parecía el inicio de un festival en Zorrilla que interrumpió drásticamente Riki, cinco minutos después, con un disparo afortunado que supuso un nuevo y empate.

El Valladolid acusó el golpe, aunque volvió a empujar y protagonizó un esbozo de reacción. El nigeriano Ogbeche tuvo el 3-2 en el tiempo añadido, pero el marcador ya no se movería.

Fuente: EFE

Anuncios

Un comentario en “Andrés Guardado jugó en empate de Valladolid y Deportivo la Coruña

  1. holap como estas espero ke vien esa foto esta curada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s