Fujimori llegó a Perú bajo custodia de la Interpol

 

El ex presidente peruano Alberto Fujimori arribó este sábado a la sureña ciudad de Tacna bajo custodia de agentes de la Policía Internacional (Interpol), tras haber sido extraditado de Chile, y será llevado a una cárcel al Este de Lima.

Fujimori arribó a las 12:20 horas locales (17:20 GMT) a Tacna procedente de Santiago, desde donde partió esta mañana a bordo del avión Antonov AN-32B de la Policía Nacional de Perú (PNP), y tras realizar una escala técnica en la localidad chilena de Antofagasta.

En el viaje, el ex mandatario fue acompañado por el director general de la Policía peruana, general Nicolás Rodríguez; el jefe de la Interpol Perú, Arturo Eloy Barraza; el comandante de la Policía local, Windson Arbildo Ramírez, entre otros oficiales.

Un equipo de 11 miembros de la Policía peruana y de la Interpol participó en la custodia del ex gobernante (1990-2000), quien desde Tacna será trasladado a Lima, con rumbo a la sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la PNP, donde será recluido.

Fujimori llegó a Perú luego que la Corte Suprema chilena concedió el viernes su extradición, para que sea juzgado por dos casos de violaciones a los derechos humanos, conocidos como las masacres de ‘La Cantuta’ y Barrios Altos’, y por cinco de corrupción.

Al ex mandatario se le acusa de ser el responsable intelectual del asesinato de nueve estudiantes y un profesor de la Universidad La Cantuta y la ejecución extrajudicial de 15 personas en la zona limeña de Barrios Altos, acusadas de terrorismo.

Fujimori, quien se encontraba en Chile desde el 6 de noviembre de 2005, es esperado en Lima por sus simpatizantes, encabezados por su hija, la congresista Keiko Fujimori, y detractores, principalmente familiares de las víctimas de violaciones a los derechos humanos.

El ex gobernante peruano permaneció 22 meses detenido en Chile y en la víspera la Segunda Sala de la Corte Suprema aprobó su extradición por dos casos de abusos a los derechos humanos y cinco de corrupción.

Hijo de inmigrantes japoneses, el político de 69 años podría pasar el resto de su vida en prisión si es condenado por actos de genocidio, aunque él confió en salir airoso de las acusaciones y dijo tener la conciencia tranquila.

Fuente: EFE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s