Messi le dió la victoria al Barcelona sobre Sevilla

 

Leo Messi volvió a ser decisivo y llevó en volandas a su equipo a la victoria frente al Sevilla (2-1), después de un buen ejercicio futbolístico del Barça que no contó con Ronaldinho, pero a quien nadie echó en falta en el Camp Nou.

El argentino marcó los dos tantos de su equipo, el segundo de penalti, y en cada uno de ellos tuvo una dedicatoria para el ausente astro brasileño, que en Barcelona ha sido su mentor y a quien ahora ha sustituido en los corazones de los seguidores azulgrana, que tienen en Messi a su nuevo ídolo.

No hubo color en el choque entre dos de los candidatos al título, porque el Barça fue superior ante un rival que sólo remató dos veces entre los tres palos, la segunda en el minuto 92 y que supuso el 2-1 obra del malí Frederic Kanouté.

Sólo el orden defensivo del equipo hispalense y los palos (dos antes de inaugurar el marcador) impidió al equipo del holandés Frank Rijkaard adelantarse en el marcador.

Andrés Iniesta fue el elegido para sustituir a Ronaldinho, que fue baja de última hora a causa de una contractura con lo que el esperado debate sobre el estado del diez azulgrana no se produjo, y el manchego lideró las operaciones de los azulgrana de salida, los de Rijkaard se sacudieron la presión inicial del Sevilla y tuvieron un par de buenas ocasiones.

La primera fue en una acción de Iniesta, que Henry no pudo concretar (m.2), y Leo Messi hizo su primera aparición poco después. En el minuto 6, el argentino se encontró con un rechace en la frontal y disparó ajustado al palo.

Volvió a apuntar Iniesta en el minuto 10, en una acción no resuelta por el holandés Boulahrouz. El Sevilla se pasó el primer cuarto de hora sin apenas mostrar su futbol, pero cuando progresó sobre la meta de Víctor Valdés, creó mucho peligro.

Un cabalgada del serbio Dragutinovic, hasta entonces atado a la genialidad de Messi cerca de su línea defensiva, permitió al brasileño Renato un remate de cabeza al travesaño (m.21), en su única ocasión de gol en el primer partido.

No permitió el Barça que el equipo de Juande Ramos creciera. Su futbol fue en aumento con el paso de los minutos, pero tenía problemas para superar el orden defensivo de los hispalenses, insuperables por el centro y sólo vulnerables en la derecha por la zona de circulación del brasileño Dani Alves y de Iniesta.

Poco después de la media hora, un disparo lejano del francés Eric Abidal, a la salida de un saque de esquina, obligó a Andrés Palop a emplearse con acierto y también en un tiro desde la frontal del marfileño Touré Yayá (m.41), que finalizó en saque de esquina.

Ante la densidad defensiva de los visitantes, el Barça buscó alternativas y las encontró en los remates lejanos. Como antes Abidal y Touré Yayá, Deco también lo intentó, con un tiro desde la frontal (m.44), pero el balón, con efecto cambiado, no entró y la intensidad azulgrana se quedó sin premio.

Sin el desborde de Messi, que estuvo durante muchos minutos desactivado, los azulgrana se quedaron sin factor sorpresa posible, sin esa punta de imprevisión, que sí fue decisivo en la recta final del partido, por eso buscaron otras opciones, por ejemplo buscar a Thierry Henry.

Al francés le falta puesta a punto, por eso estuvo a un centímetro del gol en un centro perfecto del portugués Deco (m.56). En otra jugada a balón parado, un saque de esquina, el mexicano Rafael Márquez remató al palo (m.58). El Sevilla seguía con el guión preestablecido, buscando una contra para liquidar el partido, aunque su creación seguía siendo nula.

Rijkaard puso más madera con la entrada del también mexicano Giovani dos Santos por Xavi Hernández (m.71), con lo que Iniesta abandonó la banda izquierda para jugar de organizador. Cuando las ideas se agotaron, Henry volvió a quedarse a un centímetro del gol. Un pase lejano de Márquez, un gran control y el balón volvió a dar en el palo (m.72).

En pleno dominio, Henry acertó a conectar con Messi y el argentino no falló. ‘Titi’ sirvió al argentino, quien realizó un control complicado, el balón se le alejó del cuerpo, pero Messi empalmó para batir a Palop de remate acrobático (1-0, m.74).

Messi fue también el encargado de transformar el penalti cometido sobre Giovani que supuso el 2-0 en el minuto 80. El argentino fue sustituido por Bojan y aclamado por los espectadores. El Camp Nou ya tiene nuevo héroe.

En el tramo final, al Sevilla le fue anulado un tanto del ruso Kerzhakov, por falta previa de Kanouté, quien en tiempo añadido, aprovechó una indecisión de la defensa azulgrana y batió a Valdés (2-1), en el único remate válido entre los tres palos de los sevillistas en el segundo tiempo.

Fuente: EFE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s