Inglaterra goleó a Islandia en eliminatorias rumbo a la Euro 2008

 

Inglaterra encadenó su quinto triunfo consecutivo en su grupo clasificatorio para la Eurocopa tras sentenciar en la primera parte un partido con poca historia por 3-0, resultado que sirve a los de Steve McClaren para afrontar con confianza el vital choque del miércoles ante Rusia.

Inglaterra ha sabido rectificar a tiempo una trayectoria inicial que le alejaba peligrosamente de Austria y Suiza. Las cinco victorias no pasarán a la historia del fútbol británico pero al menos han servido para que los aficionados y la prensa crean de nuevo en ‘los tres leones’.

Delante de un rival invisible, abrieron la lata Micah Richards y Wright-Phillips, una de las mejores bandas derechas que se recuerdan en suelo británico en los últimos años (olvidados, o lesionados, quedan Neville y Beckham).

Una magnífica combinación entre ambos jugadores, cuyo resultado está ofreciendo un saldo excepcional para el seleccionador, Steve McClaren, se saldó con un disparo del extremo del Chelsea que acabó por debajo de las piernas del meta Poom, primero, y en el fondo de la portería estonia, después.

Con media hora cumplida, Rooney anotó un gol con la inestimable colaboración de Piiroja, que desvió el balón lo justo para que Poom se viera descolocado. Era el primer gol de Rooney en partido oficial con Inglaterra después de tres años y medio. El del Manchester, que no brilló especialmente, no anduvo celebrando su proeza.

Pocos segundos después, la defensa estonia se mostró aún más agresiva con su propio meta. Esta vez un certero cabezazo de Taavi Rahn, jugador del Ekranas lituano, fue demasiado para Poom, que se veía desesperado ante las acometidas de once ingleses y algún que otro estonio.

El partido se fue a su descanso no sin antes presenciar el primer disparo a puerta de los bálticos, un flojo balón que Robinson atajó sin problemas mientras alguien dejó escapar un grito en la grada.

McClaren introdujo a Lescott por Ferdinand en la reanudación para evitar males mayores en su defensa, toda vez que Terry está tocado y Ferdinand está a una tarjeta de la suspensión. Desafortunadamente, cuando se preveía que Ashley Cole sería el siguiente en descansar, el jugador del Chelsea sufrió una lesión que le obligó a abandonar el estadio en camilla.

Inglaterra, bien por relajación o por clemencia, dejó descansar a Poom y durmió el partido en su segunda parte, en la que Robinson sufrió más que su homólogo, y que sirvió, como mucho, para que los estonios lavaran su imagen.

El encuentro, al menos, sirvió para que Inglaterra tomara el aire, impulso o confianza necesarios ante la importante cita de Moscú. Además, la pareja Barry y Gerrard aplazó el debate acerca de la titularidad de Lampard para una ocasión más solemne después de funcionar con solvencia hoy en el centro del campo. Barry fue, de hecho, nombrado ‘Hombre del partido’.

Con toda Inglaterra pendiente de la semifinal de rugby que el Quince de la Rosa disputa frente a Francia, los tres leones cumplieron su cometido patrio, vencer sin hacer más ruido del necesario.

Así las cosas, Inglaterra aprueba el trámite, pasa la pelota a los del rugby y fija ya su atención en el estadio Luzhniki, primera de las dos reválidas en las que se sabrá si el camino andado, o rectificado, ha servido para algo.

Fuente: EFE

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s