Liverpool goleó al Porto y depende de sí mismo para avanzar a octavos

El español Fernando Torres impulsó al Liverpool a su segunda victoria consecutiva en la Champions League, imprescindible para mantenerse vivo en la lucha por los octavos de final, más cerca para el equipo inglés, que dependerá de sí mismo en la última jornada, tras superar al Oporto (4-1).


El internacional español asumió de nuevo un papel fundamental en los ‘Reds’ con dos goles. El segundo, a doce minutos del final, deshizo un inquietante empate a uno en Anfield, donde Steven Gerrard y Peter Crouch, instantes después, aseguraron los tres puntos para el conjunto británico, con el definitivo 4-1.

El choque, que comenzó con el apoyo de los aficionados a su técnico Rafa Benítez, aclamado a su salida al terreno de juego de Anfield, era una final para el Liverpool, la segunda para este equipo tras su histórica goleada frente al Besiktas (8-0) y la penúltima antes de la última jornada en Marsella.

Sólo le valían los tres puntos para mantener su rumbo hacia los octavos de final. Y lo demostró en los primeros minutos, en los que se apoderó de la pelota y de las ocasiones, aunque ni el español Fernando Torres, titular en el ataque local, ni el ucraniano Andriy Voronin transformaron las primeras oportunidades.

No falló el delantero madrileño en su siguiente opción, en el minuto 19. En un saque de esquina lanzado por Steven Gerrard, el atacante batió de cabeza al portero del Oporto para firmar el 1-0 y el primer gol de su carrera en la Liga de Campeones.

En la otra portería, todas las inquietudes eran para el español Pepe Reina, guardameta del Liverpool, procedían del portugués Ricardo Quaresma hasta que el argentino Lisandro López, superada la media hora, aprovechó un centro desde la banda y un desajuste defensivo local para cabecear el 1-1.

El partido se marchó al descanso equilibrado en juego, ocasiones y marcador, pero inició la segunda parte con más ataques del Liverpool, pero ni el holandés Ryan Babel ni el israelí Yossi Benayoun encontraron el rumbo correcto en sus intentos ofensivos ante un Oporto que también tenía sus opciones al contragolpe.

Y entonces apareció de nuevo Fernando Torres, que dejó atrás al defensa Bosingwa, con un toque genial, y batió a Helton para encarrilar el triunfo del Liverpool, cerrado con goles de Steven Gerrard, de penalti, y Peter Crouch en los últimos minutos y con su equipo a un triunfo de los octavos de final.

EFE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s