Lo que un retrasado mental escribió de la Ciudad de México para El Mercurio

Hacer corajes no es la solución al leer este artículo titulado México D.F: No es ciudad para débiles, de un tal Alberto Fuguet. Más bien siento un poco de lástima. No sé si porque a este periodista que escribe para la revista Domingo en Viaje del diario chileno El Mercurio le tocó muy mala suerte al visitar el Distrito Federal, o porque simple y sencillamente tiene algún resentimiento que quiso sacar a la luz en una revista que llega a millones de personas en este país. También existe la posibilidad de que la necesidad de ser leído lo haya llevado a cometer tal estupidez (perdón si uso términos tan drásticos, pero nada comparado con lo que escribió este señor).


En fin, sea lo que sea, este señor escribe una fuerte crítica a la Ciudad de México, a la que ya parece odiar desde que ve las luces de la ciudad desde el avión. El prejuicio es más fuerte para él que la experiencia misma.

Le siguen las críticas al aeropuerto y a quienes atienden ahí, que desde su punto de vista son lentísimos (no me gustan las comparaciones, pero aquí en Chile me ha tocado siempre esperar para que me atiendan, sea donde sea, pues el servicio al cliente es algo no muy desarrollado que digamos en este país) e incluso muestra su inconformidad con que una señora sea gorda! Y también le molesta que en México digamos “mande” y “bye”, con la que dice que todos nos despedimos…Tú de despides de “bye”? Porque yo no.

Me recuerda a un “periodista” colombiano que criticaba a nuestro futbol (sí, sin acento en la “u” por más que les duela) porque los uniformes de nuestros clubes tenían demasiados anuncios o porque tenían apodos de animales…

Su bombardeo a nuestra ciudad sigue cuando menciona las horribles pérdidas de tiempo para ir de un punto A a un punto B de la ciudad, que ya no se mide en kilómetros, sino en horas.

Nuestras calles son perfectas para filmar alguna película de esas “de vaqueritos” con sexo, “novelas gráficas bastardas que la población masculina no ilustrada devora” en el D.F, según las propias palabras del señor.

La sobrevalorada obra de Carlos Fuentes es otro de los temas que toca Fuguet. Bueno, nada le parece a este señor o qué? jajaja

La ciudad apesta, está llena de piratas, narcotraficantes, lugares peligrosos y más cosas.

En fin, para no hacerlos reir más, lean ustedes mismos el artículo. Agarren su bolsa de papitas y su refresco y junten a la familia junto a la computadora para pasar un buen rato con las ocurrencias de este periodista (y no sé qué más) chileno que escribe para la revista de turismo de El Mercurio.

Pero como no sólo voy a criticar lo que dice este señor, tengo obviamente que dar mi punto de vista de la Ciudad de México, en donde he vivido dos años y medio de mis veinte que tengo de vida. De estos dos años y medio, lo más reciente fue de mediadios del 2006 a mediados del 2007, en donde tuve que aventurarme en este coloso.

Qué pienso yo? Para empezar, ver la ciudad desde la ventanilla del avión cuando uno llega de noche es algo impresionante, que pocas veces se ve. Es una mancha luminosa en medio de la oscuridad. Es llegar a mi bello país después de meses de no visitarlo (esto sucedía cada que iba de vacaciones desde Lima o La Haya, y ahora será desde aquí, de Santiago de Chile).

Llego al aeropuerto, que sí está sobresaturadísimo, pero que tampoco es la muerte en tres tomos. Osea es un aeropuerto como cualquier otro, como el de París, Lima, los estadounidenses (según me han contado) e incluso el chileno, donde las filas son omnipresentes y las caras de los policías y trabajadores siempre ponen de mal humor (más cuando acabas de volar muchas horas, como le sucedió a este periodista).

Fuera de ahí, mi experiencia de un año en el “DeFectuoso” (démosle gusto a don Fuguet) fue difícil y terminé saliendo de ahí buscando tierras más tranquilas (en teoría) como las chilenas, en donde el tráfico también es complicado, en donde he vivido (de lejos, gracias a Dios) bombazos a edificios de compañías extranjeras, en donde no he ido al estadio a ver un partido de la liga local por temor a salir golpeado, y menos puedo comprarme una playera de la U de Chile por miedo a que me vaya a terminar matando un grupo de colocolinos.

En efecto, dije que el DF es un lugar difícil, aunque no imposible (mi caso específico es bastante extraño). Sólo hay que estar ahí un tiempecito y no salir corriendo asustado porque una señora “pasada de peso” del aeropuerto te atendió y tardó en ponerte un sello de entrada.

La cosa es que uno no puede escribir un artículo como ése en una revista que la gente lee para saber qué lugares del mundo conocer en las próximas vacaciones. En efecto, puede que nuestra bella (a pesar de todo) ciudad tenga muchos problemas, pero también tiene sus cosas bellas y es obvio que un turista no se va a hospedar en Tepito o no va a hacer corajes al ver la enorme bandera del Zócalo pensando que somos unos arrogantes por esa simple razón.

En pocas palabras, este artículo debe de ser leído con cuidado por parte de los que no conocen. Lamentablemente el señor se equivocó de lugar para publicar algo como esto, pues hubiera quedado mejor en algún periodicucho como La Cuarta o uno de esos.

Saludos.

Moraleja: sean felices y no unos amargados que le ven el lado malo a todas las cosas jajaja

PD: Si quieren enviarle algún comentario a este “cinefilo, cinepata, lector, escritor, cronista, ex-periodista, blogger a medias” (como él mismo se describe), aquí está su blog personal: http://albertofuguet.blogspot.com/

Y por cierto, perdón por el título de mi artículo, pero quería saber qué se sentía escribir como Alberto Fuguet, siquiera por un momento.

3 comentarios en “Lo que un retrasado mental escribió de la Ciudad de México para El Mercurio

  1. xDDD… Personalmente… Yo creo que no fué necesario hacer tanto revuelo por un articulo… Que a simplevista… Se puede percatar que es una opinión personal… Nunca hay que hacerse valer de comentarios poco serios… Si quieres saber como es un país… Vas, lo vives, lo sientes, lo respiras y creas tu propio mapa mental de que significa para tí aquel estado…

    En lo personal… tengo muchas ansias por ir a Mexico… y me dá absolutamente lo mísmo… Que digan los periodistas, turistas, familiares (Sí, familiares…), y demaces… Deseo conocerlo por mí cuenta… Y maravillarme de las tantas cosas bellas… Y malas (no todo puede ser bueno… Hay que aceptar los defectos… Si a éste señor le pareció mal algún punto, pues habrá que aceptarlo… E ignorarlo xD)…

  2. mal, tu puedes criticar cosas de Chile, pero fuguet no puede criticar Ciudad de Mexico, mal me parece

    no se, te pido un poquito de autocrita tambien, estas haciendo lo mismo por lo que tu criticas.

  3. No, en realidad lo que hago al criticar algunas cosas de aquí de Chile es mostrar que las cosas que el señor critica del DF, son cosas que suceden en todos lados. En todos lados hay cosas malas y no por eso vas a publicar en una revista de turismo un artículo tan malintencionado.

    Digo, por algo estoy viviendo en Chile xD Y la verdad estoy muy a gusto a pesar de los problemas que también existen. Hacia allá iba el mencionar los problemas que me ha tocado ver acá.

    Me disculpo si hubo un malentendido.

    Y en efecto, es un artículo al que no hay que darle importancia. Por eso la burla que traté de hacerle. Y es que bueno, qué tan serio puede ser un artículo tan negativo en una revista de TURISMO? xDDD

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s